Experiencia propia

En tantas ocasiones escuchamos hablar tan eufóricamente a favor y en contra de lo nuevo, de lo actual y de lo viejo, que sin quererlo quizás, admitimos demasiadas “verdades absolutas” y vivimos con ellas en un mundo de fantasías incorruptibles para el inconciente colectivo. Lo bueno de la vida es que uno puede decidir que hacer con las versiones de otros y puede diseñar la suya propia.

Hoy me encontré con el pequeño inconveniente de mi disco duro sin espacio suficiente en su unidad de sistemas. Claro, había estado bajando infinidad de actualizaciones con mi sistema operativo Windows Vista Ultamete, instalando mi reciente paquete de Visual Studio 2008 Developer (pleno), moviendo archivos entre unidades y cosas por el estilo.

Recuerdo que no hacía mucho me sucedió exáctamente lo mismo con otros sistemas opertivos y mi última experiencia no fue para nada buena con Windows XP. Tal es así que al darme por enterado de mi poco espacio de disco, más fue el susto que mi frialdad ante la situación.

Pero de pronto me di cuenta de que el rendimiento de mi sistema no había mermado en lo absoluto, sino que justamente no lo había notado por que había podido operar con total naturalidad y con muy buen desempeño. Ya había abierto una buena cantidad de aplicaciones y las estuve utilizando sin notar nada en absoluto. Entonces decidí hacer la prueba de fuego y pasé a la acción con cosas simples que haría en la misma situación y de hecho hice anteriormente.

Como una imagen vale más que mil palabras, muestro como era la situación de mi PC al momento en que comencé a trabajar en la solución de espacio:

Sin espacio en unidad de sistemas

Sin espacio en unidad de sistemas

Aquí me encuntro pasando archivos de una unidad a otra, descargando una aplicación para particionamiento de discos, escuchando mi música favorita en firefox, formateando una unidad de disco, desplegando el menún de inicio (algo inconveniente en otros sistemas operativos con poco espacio en disco de sistemas), escribiendo esta entrada, utilizando el comando de intercambio de ventanas y otras acciones posible con Windows Vista y el rendimiento está inmutable. Solo aclaro que tengo algo así como 300 MB libres.

Lo cierto de todo esto es que mi experiencia con Windows Vista es una verdadera panacea y me siento mucho más a gusto que con cualquier otra versión de sistema operativo lanzado por la mega corporación o por sus competidores más agerridos.

Cero que estoy frente a lo nuevo, lo que supera lo común de lo actual y dejá muy por detrás a lo viejo.

Pero que cada quien decida que es lo actual, lo nuevo, lo viejo y como le es útil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s